¡Vive Le Champagne! Por Elizabeth Yabrudy

Burbujas para celebrar y ser celebradas. Hoy es el Día del Champagne y en muchos lugares del mundo, el festejo durará 24 horas, tiempo suficiente para alzar nuestras copas y brindar por esta exquisita bebida.

Si bien hay muchas versiones de vinos espumosos en el mundo, el champán es sin duda uno de los más famosos y prestigiosos. Su nombre se ha ganado el respeto de todos, pero también ha sido utilizado para popularizar este estilo de bebida, haciendo caso omiso al respeto de la Apelación de Origen, formalmente establecida en 1936.

Champán, Champaña o Champagne no son nombres genéricos. Los mismos corresponden al vino espumoso producido en la región francesa del mismo nombre, localizada al norte de Francia, cerca de París, protegida por normativas legales bastante estrictas.

El champán se produce principalmente con tres variedades de uvas: Pinot Noir (tinta), Pinot Meunier (tinta) y Chardonnay (blanca), pero también pueden usarse otras cuatro cepas como Pinot Blanc, Pinot Gris, Arbane y Petit Meslier. La región, con alrededor de 34 mil hectáreas, está dividida en cinco zonas: Montagne de Reims, Vallée de la Marne, Côte des Blancs, Côte de Sézanne y Côte des Bars, las cuales en conjunto generan cerca del 20% de los vinos espumosos consumidos en el mundo.

La producción de la champaña está ligada al conocido Método Tradicional, llamado en la zona Méthode Champenoise, en el cual la burbuja del producto se consigue gracias a una segunda fermentación que ocurre dentro de la botella. La maduración posterior es fundamental porque es la que le otorga el carácter a los vinos, por lo cual deben mantenerse reposando sobre las lías por un mínimo de 12 meses, aunque la mayoría de las casas los dejan por mucho más tiempo.

Hay dos formas de clasificar los vinos espumosos de la región de Champagne:

  1. Está relacionada con la selección de las uvas para su elaboración;
  2. Se relaciona con el grado de dulzor del producto.

Conocer ambos aspectos es muy importante al momento de hacer la selección frente al anaquel o en el restaurante, para que la misma sea adecuada para la ocasión de consumo.

Hoy brindamos por el Día del Champagne, pero como bien lo dijo en algún momento la señora Lily Bollinger (1899-1977), parece que siempre hay una buena excusa para tomar champán:

“Bebo champagne cuando estoy feliz y cuando estoy triste. Algunas veces lo bebo cuando estoy sola, pero cuando estoy acompañada, lo considero obligatorio…”.

¡Salud!

Por Elizabeth Yabrudy I.

¿Seco o Dulce?

Hay muchas etiquetas de champán que indican con un adjetivo, el contenido de azúcar que hay en el producto. Este es añadido antes de colocarle el corcho, en un proceso conocido como dosage, el cual administra el licor de expedición (liqueur d’expédition), de acuerdo con el grado de dulzor que se quiera:

  • Brut Nature: 0 – 3 gr de azúcar por litro
  • Extra Brut: 0 – 6 gr de azúcar por litro
  • Brut: menos de 12 gr de azúcar por litro
  • Extra Dry: 12 – 17 gr de azúcar por litro
  • Sec: 17 – 32 gr de azúcar por litro
  • Demi-Sec: 32 – 50 gr de azúcar por litro
  • Deux: más de 50 gr de azúcar por litro

Cómo entender la etiqueta

  • Vintage: un producto excepcional. Champaña producida con las uvas de un solo año. El año de la cosecha aparecerá en la etiqueta.
  • Prestige Cuvée: el tope de línea de la casa productora
  • Blanc de Blancs: espumante blanco elaborado exclusivamente con uvas blancas, principalmente con Chardonnay
  • Blanc de Noirs: espumante blanco elaborado con uvas tintas, principalmente con Pinot Noir, aunque en algunos casos también puede contener Pinot Meunier
Elizabeth Yabrudy
Certified Specialist of Wine & Spirits / Sommelier - Un espacio para compartir vivencias y conocimientos sobre vinos, destilados y gastronomía
¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!