Yves Saint Laurent, el chico maravilla

Yves Saint Laurent

“La moda no sólo estaba hecha para embellecer a las mujeres, sino también para darles seguridad y confianza, y permitirles asumirse.” Esta frase resume el paso por la moda de uno de los genios más emblemáticos de la moda, Yves Saint Laurent, quien con 21 años asume la dirección creativa de la Maison Dior recibiendo la ovación de pie de los parisinos en 1958 con su primera colección y que se haría costumbre hasta el momento de su fallecimiento. Esta es la historia del hombre que le dio poder a las mujeres.

La historia de un joven tal vez demasiado alto, demasiado delgado y demasiado tímido que en su totalidad parecía un chico desvalido y que despertaba un fuerte instinto de protección se convierte en 1954 en uno de los asistentes del diseñador parisino Christian Dior. Durante tres años trabajaron de manera estrecha y el viejo mentor solía criticar las extravagantes propuestas mientras se deleitaba en el talento que demostraba sin esfuerzo su discípulo al que solía llamar mom prince.

Yves Saint Laurent

En 1957 tras el fallecimiento de Dior, se convirtió en heredero natural de la casa a la temprana edad de 21 años y presenta su primera colección llamada Trapecio en la cual, conservando el esplendor de la marca, Yves redefinió la silueta haciéndola más ligera y fluida con menos tela. El público recibió de pie la presentación y de esta manera la moda cambió su curso. Entre los presentes se encontraba Pierre Bergé quien con el tiempo se convertiría en su amigo, socio y amante.

Tres años después de que el príncipe ascendiera al trono y fuera aclamado, entró en desgracia por ese concepto libre, vanguardista donde piezas como blusones de piel negra, cisnes y faldas cortas estaban a la orden del día lo que disgustó mucho a los seguidores más conservadores. Esto tuvo como consecuencia que el magnate de textiles que había hecho posible la casa Dior lo sustituyese por un menos osado Marc Bohan. 

En 1960, recién caído en desgracia, nuestro frágil genio fue reclutado para incorporarse a las líneas del ejército en el que sufrió vejaciones físicas en razón de su homosexualidad, en pocas semanas sufrió una crisis psíquica que fue atendida de manera brutal a través de electrochoques y tranquilizantes que lo condujeron a la drogodependencia toda su vida.

Pero Pierre Bergé no permitiría que su protegido, 6 años menor que él, siguiera ese camino de destrucción y es por ello que consiguió sacarlo del centro donde se encontraba y logró que Boussac le pagara una indemnización de 100.000 dólares a razón de daños y perjuicios por cese del contrato. Este sería el momento en que la moda daría otro vertiginoso giro.

Yves Saint Laurent

En 1962 la maison Yves Saint-Laurent ve la luz por primera vez con una colección que generó muchísimas expectativas y afluencias aun mayor que cuando estuvo en Dior a tal punto que el diseñador corrió a esconderse a un closet por sentirse abrumado por la avalancha de emoción de los asistentes. Con una popularidad equivalente a una estrella de cine o un deportista, Yves vivió al doble filo que denominó la trampa de su vida.

Con su sensibilidad tan característica Yves fue el celestino del arte y la moda que a día de hoy se mantiene. Presento en 1965 su colección Mondrian una de las más recordadas en las que sus diseños fueron galerías de arte en las que rindió tributo a uno de sus amores: el arte.

En 1966 rompe los esquemas y creó una gran controversia con su colección Le Smoking donde vistió a las mujeres con versión del clásico traje masculino, asegurando que su deseo era darles a las mujeres la seguridad y comodidad que poseía un guardarropa masculino. Esta colección fue rebelión, glamour con una mujer andrógina que desafíó el status quo. Las primeras en adoptar esta tendencia fueron Bianca Jagger, Lauren Bacall, Catherine Deneuve y Liza Minnelli.

Para esta fecha popularizo la idea del ready-to-wear de alta moda, Saint-Laurent fue el primer couturier en abrir una tienda de este tipo en la rue de Tournon. En vez de ser una versión más económica de su alta costura fue su terreno de experimentación para nuevas ideas creando colecciones completamente separadas. Posteriormente abrió boutiques en Nueva York (1968) y Londres (1969) y Caracas (1969) que fue su primera sucursal en América Latina. También abrió una tienda ready-to-wear para hombres.

Yves Saint Laurent

Entre las muchas hazañas del francés estuvo defender la diversidad un problema que para entonces era muy común en la industria. Fue uno de los primeros diseñadores en poner modelos de color en las pasarelas. Naomi Cambell aseguró que gracias a Yves obtuvo su primera portada en Vogue.

A día de hoy, podemos considerar como sus piezas más emblemáticas la sahariana, la chaqueta de inspiración safari a principios de los 70; nacida de su amor por el continente africano. También nos encontramos con las blusas transparentes. “Le dio a su clientela una certeza sin paralelo y un estilo desenfadado; atractivo sexual sin vulgaridad”, señala Hamish Bowles de Vogue Estados Unidos.

En 1983 a sus 47 años, Yves Saint Laurent fue reconocido con una muestra retrospectiva de su trabajo en el Costume Institute del Metropolitan Museum of Art, siendo el primer diseñador vivo en recibir tal distinción.

Tras una vida llena de muchos altibajos, sobresaltos y éxito falleció en Paris el 6 de agosto de 2008.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!