Las fábricas inteligentes son la base de la Industria 4.0

fábricas inteligentes

La cuarta revolución industrial ya está en marcha. Los avances tecnológicos en áreas como la computación e informática se han convertido en la nueva base de un mundo que consume diferente, y por lo tanto produce de forma diferente. Las fábricas inteligentes van a empezar a formar parte de nuestra dinámica, y no hay que menospreciar el alcance que tienen las nuevas formas.

La industria 4.0 tiene como protagonista el análisis de Big Data. Esto permite a los dirigentes de organizaciones lograr un cambio positivo que genera mucho valor, al momento de estudiar, tanto los procesos de producción como a los consumidores. Esto lleva a la industria a aumentar, por ejemplo, el volumen de su producción o reducir el tiempo de inactividad. Para que este proceso sea lo más eficaz posible, se deben estandarizar los protocolos de producción en base a la información analizada, para así sacar el máximo provecho a la propia digitalización.

Anteriormente, solo eran las grandes empresas y corporaciones las que tenían acceso a los beneficios que trae consigo la automatización de los procesos. No obstante, la globalización y la misma democratización que van sufriendo los avances tecnológicos, permiten, ahora, que también sean las pequeñas y medianas empresas las que se beneficien de la industria 4.0.

¿Hacia dónde va el futuro?

El futuro de la industria parecía un acertijo durante mucho años, pero en estas instancias solamente podemos avizorar cada vez más presencia tecnológica en todas las áreas. Inclusive podríamos diferenciar al global de la industria en dos categorías. La primera son las fábricas ubicadas en las tradicionales zonas industriales y bien conectadas al ecosistema industrial. Por otro lado, tenemos las empresas del futuro. Estas formarán parte de las ciudades, tendrán gran flexibilidad y podrán atender eficientemente a sus consumidores más cercanos. Estas fábricas urbanas, precisamente por su capacidad de generar energía limpia con mínimo impacto ambiental, podrán ser compactas y muy seguras.

La historia del consumo humano nos indica que las tendencias se encuentran, siempre, en constante evolución gracias a los avances tecnológicos. Quienes somos parte del actual mundo globalizado, donde se registra el mayor progreso en materia de tecnología, podemos ver la forma en que se va transformando la manera en que consumimos y, por lo tanto, la forma en que las empresas operan y ofrecen sus productos en el mercado.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!