Platos infaltables durante la Semana Santa en el mundo

Semana Santa

La religión católica es una de las más profesadas en el mundo, y alrededor de ella se han construido numerosos rituales, costumbres y tradiciones, entre los que destacan esos platos infaltables durante la Semana Santa, esos que reúnen a toda la familia para comer juntos durante estos días tan importantes para la fe católica. Aunque son muy variadas las opciones según la región del mundo, en el fondo cada plato comparte algo de la esencia particular de estas fechas.

Algunos de los ingredientes básicos de estas recetas son el pescado salado o seco, casi siempre bacalao. También los granos en todas sus formas de potajes y sopas y platos de guarnición como las papas pero preparadas de forma especial, que resultan deliciosas e igualmente contundentes que un plato principal. Recordamos que durante la época de cuaresma y hasta el Viernes Santo la costumbre católica es de no consumir carnes rojas, es por eso que la alimentación se apoya en el pescado, los granos y otros cereales para que la dieta sea igual de nutritiva pero adaptada a las costumbres de Semana Santa.

Por supuesto que la época de pascua y resurrección no sería igual sin las recetas dulces que todos amamos, como los icónicos huevos de chocolate hermosamente decorados. Pero también hay algunos postres más elaborados, como los provenientes de la tradición española, buñuelos, torrijas y mona de pascua, hechos a base de distintas masas y procedimientos y complementan esta época con la dosis de azúcar necesaria para hacer felices a los más dulceros.

 

Papas o patatas viudas

Este plato aunque sencillo, tiene muchas variantes que lo hacen delicioso; consiste en una especie de guiso a base de pimentón, cebolla y especias con el que se aderezan las papas cocidas. Sirve como guarnición del acostumbrado pescado durante la Semana Santa.

Potaje de vigilia

Este plato consiste en un contundente guiso de garbanzos, espinaca y bacalao sofrito con papas, aliños y especias que hacen de este potaje un plato infaltable durante la Semana Santa. Una comida nutritiva, completa y divina, ideal para los amantes de las legumbres y perfectamente acorde a los preceptos religiosos de esta época.

Fanesca

Es una especie de sopa o potaje a base de bacalao, granos y verduras, un plato típico de Ecuador durante la Semana Santa. Aunque su elaboración no es complicada requiere una gran cantidad de esfuerzo, por lo que la costumbre es realizarlo en familia, de manera que cada miembro ayude con una tarea en particular. La tradición afirma que la Fanesca debe llevar 12 granos y verduras que representan a los 12 discípulos y el pescado, que representa a Jesús. Su origen no es del todo claro, ya que este plato tiene ingredientes de España y Portugal y otros provenientes de la cultura Inca. Además de las arvejas, arroz, maíz, bacalao, calabacín, pimentón, frijoles y el resto de ingredientes del guiso, para la presentación de la Fanesca se le colocan encima tajadas de plátano maduro frito, huevos hervidos, tiras de pimentón y otros adornos según el gusto particular de la familia.

Chiles rellenos

Un clásico de la gastronomía mexicana que durante la Semana Santa no puede ser excluido. Hay tantas recetas de chiles rellenos que siempre hay una que se adapta a cualquier época del año. Por ejemplo, durante la cuaresma, los chiles rellenos de atún y vegetales son una opción deliciosa tanto para pedir en restaurantes como para hacer una versión casera.

Buñuelos de bacalao

Buñuelos 

Una masa de harina y levadura frita que es francamente deliciosa, de origen español. Los buñuelos pueden ser salados, como los buñuelos de bacalao, o dulces, como los buñuelos de viento cubiertos de azúcar glass, rellenos de crema pastelera, chocolate, entre otros. Un postre típico de la Semana Santa tanto en España como en países de Latinoamérica, como en Venezuela, en el que esta receta se prepara también, pero a base de yuca y cubierta de un almíbar de miel o panela.

 

Torrijas

Esta receta también es de origen español pero se come igualmente en México y otros países de Latinoamérica, consiste en un rebosado dulce de pan duro que luego se sofríe en mantequilla y bañado en cacao en polvo o azúcar.

Huevos de pascua (de chocolate)

¿Qué sería de la Semana Santa sin los huevos de pascua? Definitivamente no sería lo mismo, al menos para los niños. Los huevos de pascua, aunque con distintas variaciones, se comen en casi todo el mundo. En España se acompañan de una mona de pascua y en Grecia de un tsoureki, una especie de pan dulce con masa brioche típico de este país, al que se le incrustan huevos pintados de rojo.

La mayoría de la comida típica de Semana Santa en todo el mundo es altamente calórica pero a su vez muy nutritiva. Aunque pueda parecer muy elaborada, en realidad estas recetas tienen base en la unión y cooperación de la comunidad, que pueden ser amigos o familiares con los que reunirte a cocinar estos platos o pedirlos en un restaurant, pero acompañado de tus seres queridos en esta importante época para la religión cristiana.

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!