5 Personajes de ficción amantes de la moda

Personajes de ficción amantes de la moda

Nada más inspirador para una fashion lover confesa que ver en el cine a personajes de ficción amantes de la moda que deslumbran en cada cambio de vestuario. Estos personajes destacan no solo por la dirección del vestuario en el filme, sino por las decisiones y acciones que tomaron en nombre de la pasión que sentían por la alta costura, el estilo y el buen gusto.

Un elemento en común de estos personajes de ficción amantes de la moda es ese toque de locura, que les da el toque divertido y caricaturesco, en algunos casos más exagerado que en otros. No dejan de ser un llamado de atención, aunque aparentemente ingenuo, de lo que una persona está dispuesta a hacer y a sacrificar en nombre de sus más grandes aficiones.

Miranda Priestly (de El diablo viste de Prada)

La jefa que todos admiramos, pero que en el fondo nadie desearía tener. Miranda Priestly se entregó en cuerpo y alma a su trabajo como jefa editorial en una revista de moda y esto finalmente le costó caro, pero los looks y las citas increíbles que soltó a lo largo de la película definitivamente inspiran a cualquiera que desee desenvolverse en este ámbito, quizá con un poco más de cordura, pero con la misma pasión.

Cruela de Vil (de 101 dálmatas)

Cruela de Vil es un personaje tan fashion lover como polémico, a quien incluso se le han dedicado colecciones enteras en la industria fuera de la ficción. En las películas, la distingue su pasión por la alta costura y los abrigos de piel. Es una de esas villanas que en el fondo es imposible odiar por completo ya que su personalidad y estilo tanto en la versión animada como en las de imagen realista es tan cruel como fabulosa y un poco cínica.

Jules Ostin (de Pasante de moda)

El personaje de una joven emprendedora con los outfits más modernos y chic, con errores, aciertos e inseguridades tanto en la trama de la película como en la vida real pero que tuvo la pasión y el talento por aportar algo distinto y de valor para el mercado de la moda.

Rebecca Bloomwood (de Loca por las compras)

Esta jovial, divertida y astuta periodista víctima del fashion también deslumbra durante todo el filme con la evolución de su estilo, pero también con la madurez que alcanzó al enfrentar los problemas que le acarreó su pasión desenfrenada por comprar el mayor número de prendas de diseñador.

Tilly Dunnage (de La Modista)

Podría decirse que este último personaje es la antítesis de todos los anteriores. Tilly y su pasión por la moda y la alta costura fue lo que la salvó, la alejó de los problemas y los traumas en su pueblo natal de los que huía y fue el hilo conductor de su divertida y peculiar venganza.  Además de que sus primeras líneas, en las que, con una grandiosa actuación de Kate Winslet, explica el diseño que lleva puesto y lo nombra “Dior-a”, por tomar inspiración en la reconocida marca, pero dándole su propio estilo la vuelven un fascinante y complejo personaje de ficción amante de la vida desde el comienzo hasta el final del filme.

Cada uno de estos personajes representa una visión caricaturizada, y quizá un poco excesiva de las actitudes y caracteres que pueden encontrarse en la realidad en la industria de la moda. Sin embargo, son una representación ficcional, que busca divertir y hacer reír a todos, y demostrar que incluso en nuestras grandes pasiones, conflictos y contradicciones hay un motivo para reír.

Coméntanos cuál de estos personajes crees que es el más fashion lover y si agregarías algún otro a esta lista.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!