Adwoa Aboah, la top británica que renunció a ser un simple maniquí

La imagen se ha vuelto un arma que ha domesticado el espíritu de todo aquel que tiene redes sociales, el saber venderse es parte del aditivo que aglutina los ojos expectantes, y ávidos del mórbido placer de transgredir en la vida del otro. Sin embargo, Adwoa Aboah, la top británica de 24 años cuenta que Instagram cambió su vida tras salir de rehabilitación. “Me hace levantarme por las mañanas”, detalla. Luego de vencer sus demonios internos, la joven fundó en 2015 la plataforma feminista Gurls Talk.

Renovada y sin estigmas la modelo se mudó de Londres a Los Ángeles para emprender un nuevo rumbo: ser la voz de las mujeres dentro y fuera de la moda.

«Hoy las modelos somos algo más que un lienzo sobre el que poner ropa. Nuestra influencia se ha incrementado con las redes sociales debido a que, a través de ellas, millones de chicas nos observan y admiran. Puedes utilizar esa plataforma para publicar un mero selfie o para alcanzar a alguien con palabras, sabiduría, confianza y con un relato de tus propias inseguridades. Yo me di cuenta de que tenía una responsabilidad y decidí asumirla».

Un maniquí con carácter

Hija de Camille Aboah, fundadora de CL, Adwoa incursionó en el mundo de la moda con apenas 16 años de edad. «Creo que nací un poco triste. Cuando era pequeña soñaba con ser como las demás», reveló. No obstante, antes de sumergirse de lleno en el modelaje, esta belleza africana de pecas singulares, trabajó como asistente creativa de Phoebe Philo, directora creativa de Céline.

Sin embargo, su carrera despegó con cierta dificultad debido a que no podía mantenerse sobria. Pese a tener esto en contra, el fotógrafo Tim Walker quiso darle un impulso al retratarla para una portada de Vogue Italia. Su magia y rasgos inusuales la convirtieron en una candidata perfecta para la revista i-D.  A lo largo de su exitosa trayectoria ha desfilado para Fendi y Marc Jacobs, además de ser la musa de las campañas de Calvin Klein o H&M y hacer cameos en el cine, de hecho, recientemente la vimos al lado de Scarlett Johansson en el filme Ghost in the Shell.

De su emprendimiento @gurlstalk, confiesa que es una motivación constante, que le impide darle de comer a sus carencias más profundas, esas llenas de oscuridad tan propias del alcohol y las drogas.

“Es un espacio de confianza y amor, donde descubres que hay muchas otras chicas que están pasando por cosas similares”.

De su experiencia relata que su autoestima se desplomó, sin importarle ser una de las más solicitadas del modelaje. Razón por la que sufrió una depresión rotunda, a la que le hace frente ayudando a otras mujeres que atraviesan la misma situación. No busca ser un ejemplo a seguir, solo quiere que su experiencia sirva de espejo e inspiración.

 

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!