Aprendamos cómo se debe usar la tabla de cortar y evitar contaminación

tabla de cortar

En toda casa, especialmente en la cocina, hay una tabla de cortar. Esas de madera marrón donde se pican verduras y hasta se deshuesa un pollo. Es uno de los utensilios clásicos y necesarios a la hora de cocinar. ¿Cuál es el problema? Es uno de los implementos que más microbios atrae.

Tras un brote de listeriosis que provocó una alerta sanitaria mundial, se han llevado a cabo estudios sobre la contaminación de varios utensilios que suelen usarse en la cocina. La tabla de cortar es específicamente uno de los que alberga más microbios, y genera entonces lo que llaman la contaminación cruzada.

Se refiere a contaminación cruzada cuando un alimento ya previamente cocinado, entra en contacto con un ingrediente o superficie contaminada, como, por ejemplo, la tabla de cortar.

Al ser la tabla uno de los lugares que más recibe actividad y distintos tipos de alimentos, sirve de puente natural para las bacterias.

La salmonela es un ejemplo de contaminación que proviene generalmente de huevos, carnes, leche y aves. Alimentos que suelen ser puestos en estas tablas, logrando así que las bacterias se queden en ellas.

Según Carlos Núñez, asesor culinario y chef, hay que saber darle uso a estas tablas. Por ejemplo, explica que establecimientos de comida deberían usar tablas de polipropileno y, además, usarlas de colores para poder diferenciarlas entre los distintos alimentos.

De igual forma se recomienda usar tablas que no sean de madera, cualquier otro tipo de material presenta una forma más fácil de limpiar y desinfectar.

En los restaurantes se recomienda tener de seis en adelante tablas de cortar. Igualmente, se recomienda en las casas tener al menos dos tablas de cortar y hacer juego con ellas intercambiando su uso entre alimentos. Y por supuesto, lo más importante, lavarla muy profundamente para evitar contaminaciones e intoxicaciones.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!