Por qué ‘Citizen Kane’ antes que ‘Casablanca’ por Moraima Blanco

Una película ha sido considerada desde hace muchos años y por casi todos los grupos de expertos ‘La Mejor de Todos los Tiempos’, aún por encima de ese Clásico adorable –al cual dediqué hace ya algunas semanas esta Columna- llamado ‘Casablanca’, el cual mucha gente se pregunta por qué no ha logrado desalojarle de ese primer lugar tan defendido y ratificado a nivel mundial en suficiente cantidad de oportunidades. Eso es lo que exploraremos hoy acá: Las razones por las cuales ‘Citizen Kane’, film ganador de un solo Oscar, dirigido en 1941 por Orson Welles, no ha tenido un rival con el suficiente poder para derribarle de inamovible pedestal…

De ellas, la fundamental -además de su comprobadísima calidad- es que todos los elementos que la integran le hacen diferente, al no haber sido usados antes por otros directores: La Innovación que representó para el mundo del Cine, en cuanto a Dirección de Fotografía, Música y, por sobre todo, su Estructura Narrativa o manera de presentar al público, frente a las cámaras, la historia narrada. Esa diferencia está indisolublemente ligada al hecho de haber sido Hollywood quien, de forma directa, buscó a Welles para pedirle que la dirigiese, concediéndole absoluta libertad para ‘contarla’ desde su óptica, sin tener que hacer frente previamente a control de censura alguno y encargándose además él mismo de su Casting y la elección de su Equipo de Filmación, algo nunca antes visto en el seno de la Industria Hollywoodense, menos aún tratándose, como en este caso, de un director debutante, todo lo cual convierte a ‘Citizen Kane’ en el primer film ‘independiente’ emanado de la ‘Meca del Cine’ y, por tanto -al no tener que hacer concesiones-, en un ‘producto’ mucho más artístico que comercial, en el cual la calidad máxima es absoluta prioridad.

Si a todo ello agregamos la particularidad de que Orson Welles, su director, fue también el autor del Guión (junto a Herman J. Mankiewicz), su productor (en compañía de George Schaefer) y su actor protagonista central, tenemos frente a nosotros a una verdadera Obra Maestra, de rasgos absolutamente excepcionales, debido a que el producto final de toda esa excepcionalidad logró ser la mayor calidad deseada … De allí la dificultad de cualquier otra película durante todo estos años transcurridos desde su estreno en los años 40’s -pasando por su reestreno en el territorio de los Estados Unidos durante la década 50’s- hasta la fecha, de destronarla como única campeona de todos los tiempos en el ranking cinematográfico mundial.

Lideró durante casi cincuenta años el Listado de ‘Las 10 Mejores Películas’ publicado por la Revista ‘Sight & Sound’ como resultado de sus votaciones. En dos oportunidades (1958 y 2007) fue la No.1 de la Lista “AFI’s 100 Años… 100 Películas” emanada del ‘American Film Institute’. Pero, pese a que contó con el apoyo de la Crítica desde el comienzo, dada su calidad asombrosa e inusual, fue todo un fracaso en taquilla (inicialmente). El factor decisivo para que se recuperase en cuanto al apoyo del público y, por consiguiente, en relación a su recaudación, fue el gran espaldarazo recibido por parte de muchos críticos franceses, el cual contribuyó a que fuese reestrenada en Estados Unidos 15 años después (en 1956), convirtiéndose entonces en un gran éxito y siendo apreciada entonces  de manera mucho más justa tanto por los críticos como por el público de su territorio originario.

Estuvo nominada al Oscar en nueve (9) Categorías (Mejor: Película, Director, Guión Original, Actor Principal, Fotografía, Dirección de Arte, Montaje -o Edición-, Sonido y Banda Sonora) y obtuvo sólo una de esas estatuillas (Mejor Guión Original). Narra la historia de Charles Foster Kane, personaje inspirado en el magnate de los medios de comunicación William Randolph Hearst y, a la manera de ver de muchos, también en el propio Welles, su director e intérprete, lo cual motivó que Hearst prohibiera a su Cadena de Diarios todo tipo de mención a la película cuando fue estrenada, ya que en ella se muestra la deformación sufrida por el objetivo original de su personaje central al ejercer el periodismo, al cual había sido guiado por un supuesto ideal de servicio social, desinteresado y altruista, que degeneró en la búsqueda inescrupulosa del poder a través de los Medios. La historia cuenta el desarrollo de la investigación de un periodista sobre el hecho de que este magnate de la Prensa haya pronunciado, justo antes de morir, una palabra (“Rosebud”) y el significado que ésta podría tener.

Datos Curiosos sobre ‘Citizen Kane’

  1. La película fue abucheada en la Ceremonia de Entrega de los Oscar, en 1941, cada vez que fue mencionada alguna de sus nueve (9) nominaciones.
  2. Debido a innumerables contratiempos durante su filmación, ‘RKO’ (su Distribuidora inicial, ya que ahora lo es ‘Warner Bros’), violó el contrado firmado con Orson Welles, apropiándose de su siguiente película (‘The Magnificent Ampersons’) y cambiando su final por uno convencional, en contra de la voluntad de él, lo cual le hizo marcharse a Europa.
  3. Steven Spielberg compró en 1.982, por 60.500 dólares, uno de los tres trineos ‘Rosebud’ usados en la escena final de la película, el único de ellos que no se quemó durante la filmación. En su película ‘Raiders of the Lost Ark’ (1981) rindió tributo a ‘Citizen Kane’ mediante su escena final, la cual fue ubicada por él dentro del Almacén del Gobierno. Además, dijo: ”Rosebud siempre girará sobre mi máquina de escribir, para recordarme que en las películas lo primero es la calidad”.

Por todo lo que he comentado acá hoy y por mucho más… ‘Citizen Kane’ es considerada ‘La Mejor de Todos los Tiempos’, incluso por sobre la adorable ‘Casablanca’. ¿Por qué ‘Citizen Kane’ antes que Casablanca?

Por Moraima Blanco

Moraima Blanco
Analista (MÚSICA y CINE), Productora-Conductora (ANTES, de 'Top Jazz'; AHORA, de 'CINE-SQUEMAS' en Mágica 99.1 FM y 'TOP MOVIES)
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!