El lenguaje no verbal detrás del humo

Cada cosa que hacemos a diario por muy mínima que sea revela algo de nuestras personalidades o nuestros estados anímicos; esta vez descubriremos lo que se esconde en el lenguaje no verbal de los fumadores. Aún siendo un hábito nefasto para nuestra salud es uno de los métodos más usados para controlar el estrés y la ansiedad, y es que se dice que cuando una persona inhala el cigarrillo inconscientemente invoca el acto de succionar el pecho materno dando entonces la sensación de “tranquilidad y sosiego”.

el lenguaje

¿Estás listo para descubrir el lenguaje de los fumadores?

  • Golpear el cenicero con el cigarro es señal de menosprecio.
  • Exhalar el humo hacia arriba es señal de autoconfianza y de sentirse superior al resto. También puede significar que el fumador está entusiasmado ante una idea y disponible para otros.
  • Por el contrario, si se exhala el humo hacia abajo es señal de pesimismo y de querer ocultar algo. Si estás hablando con alguien de algún tema y fuma de esta manera lo más probable es que tu interlocutor no esté interesado y si además muestra la cabeza gacha, su actitud expresa hostilidad y enfado.
  • El fumar para abajo también denota un estado de ánimo alterado y actitud cerrada a la hora de hablar por lo que es recomendable dejarle un momento a la persona.
  • Encender y apagar un cigarrillo sin haberlo terminado antes es indicativo de intranquilidad y deseos de alejarse.
  • Quienes expulsan el humo soplando por un lateral de la boca no suelen ser personas leales o confiables.
  • Es típico de personas seguras, líderes carismáticos y de personas confiadas expulsar el humo por la nariz.
  • Las personas intranquilas y muy ansiosas tienen tendencia a consumir el cigarrillo muy rápido mientras que los que expulsan el humo lentamente se sienten relajados o buscan estarlo.

¿Reconoces alguno de estos gestos? Coméntanos qué te pareció esta guía para descifrar a un fumador.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!