Pasaporte y servilleta: Tokio con 卵焼き

pasaporte y servilleta: tokio

Tokio, una ciudad capaz de convivir entre altos contrastes. Desde modernos rascacielos, hasta los templos históricos más antiguos, opulentos santuarios, un Palacio Imperial lleno de belleza, una cultura prestada al servicio y, además, una gastronomía que atrae el paladar más fino, ese es el Japón que vamos a visitar.

Santuario Meiji de Tokio
Santuario Meiji de Tokio

Puertas altísimas y circundantes bosques son solo unas características del santuario Shinto Meiji en Tokio. Este un santuario sintoísta, término referido al shintoísmo que es la religión nativa de Japón, ha sido dedicado a los espíritus deificados del Emperador Meiji y su mujer, la Emperatriz Shōken.

Situado en el barrio de Shibuya, El Santuario Meiji está situado en un inmenso bosque que cubre un área de 700.000 m². La zona está cubierta por un frondoso bosque que suma 120.000 árboles de 365 especies diferentes. Estos fueron donados por el pueblo de todo Japón cuando se construyó el santuario. El bosque es muy frecuentado como zona de recreo y tranquilidad en el centro de Tokio.

El desayuno japonés con Tamagoyaki

tamagoyaki
El tamagoyaki es también conocido como Omelette japonés

Uno de los aspectos que más llama la atención de esta cultura es su gastronomía. La variedad y cantidad de lugares que hay donde se puede probar la comida típica en Tokio, es prácticamente infinita.

Un desayuno perfecto en Tokio, antes de salir a maravillarse con la ciudad, podría ser el tamagoyaki (卵焼き). Una especie de tortilla japonesa, pero con la particularidad que va pinchada en un palo. Tal y como sería una paleta de helado, solo que esta es de huevos condimentados. Esta tortilla es dulce, deliciosa y esponjosa, y se sirve con la parte tostada hacia arriba. La palabra tamagoyaki significa “huevo a la parrilla”.

El palacio Imperial de Tokio

palacio-imperial-japón-tokio
El Palacio fue destruido por los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial, en 1968 intentando seguir el estilo arquitectónico original.

Uno de los lugares que más turistas atrae durante su visita a Tokio es el Palacio Imperial. Situado en el terreno del antiguo Castillo Edo, el Palacio Imperial de Tokio hoy en día funciona como residencia del Emperador de Japón y su familia.

Aunque el palacio y el resto de jardines que lo rodean no están abiertos al público, y solo lo está los días 2 de enero y 23 de diciembre, los visitantes pueden entrar al recinto y ver a los miembros de la Familia Imperial. Son muchísimos los jardines que rodean a la estructura, además del ambiente apacible del que se puede realmente obtener una calma profunda.

La urbe más poblada del mundo no tiene sino virtudes que ofrecer a sus visitantes. Siendo la urbe más poblada del planeta, Tokio tiene cultura, costumbres y tecnología que la colocan en la lista de cualquier viajero en busca de aventuras.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!