Retratos icónicos de mujeres a través de los tiempos

mujeres

Es realmente interesante ver cómo la silueta femenina representa tanto arte. El porte ágil, la infinita perseverancia y el pícaro ingenio. La adquisición de poder e independencia femenina es una obra viva de la acción y admiración atemporal hacia el idealismo igualitario que se busca en la actualidad. Existen siluetas pioneras del empoderamiento femenino, todas retratos que transmiten poder e inspiración, entonces y ahora. Sútiles o masivas, estas mujeres artísticamente inspiradoras abrieron paso a las diferentes cualidades que debe destacar con orgullo en toda mujer.

El nacimiento de Venus

Un encargo a Sandro Botticelli por la familia Médici, es la obra maestra que trascendió siglos. Una imagen de la Diosa que emana amor arrasador. Su impresión de belleza, fertilidad y amor es la representación de la naturaleza femenina alabada. Venus representa orgullo de su cuerpo, y demuestra el amor que también es capaz de darse a sí misma. En la actualidad es un icono contemporáneo del orgullo, la firmeza e inteligencia emocional. Se dice que Venus satisfacía sus deseos llevaba a cabo sus propios objetivos, opinaba en base a sus creencias y no toleraba que le faltarán el respeto. Una presentación ideal de la mujer del siglo XXI.

Personalidades como Beyoncé, quien realizó una sesión fotográfica inspirada en la Diosa con sus gemelos recién nacidos o la interpretación que se le puede dar su magistral presentación en los Grammy 2017. Lady Gaga con su álbum «ArtPop» del 2013, diseñado por Jeff Koons, extendió su referencia a la obra desde su portada, hasta un vídeo musical y varias presentaciones.

Rosie the Riveter

El famoso retrato de una mujer que dice: «We Can Do It», ilustrado por J. H Millar en 1942 de la compañía Westinghouse Electric no tuvo el significado feminista en ese entonces como el que tiene ahora. sin embargo, pasado el tiempo, hoy es un símbolo cultural a favor del empoderamiento femenino, no en contra. Está mujer hermosa e intimidante es icono de la fuerza y capacidad de la mujer en el ámbito laboral.

En la actualidad rescata el incentivo que creció y creció dando vueltas por el mundo. ¡La mujer sí puede hacer lo que se proponga y no debe ser subestimada por su género! Vean el punto a favor, aunque en ese tiempo no fuera reconocido ni por asomo el trabajo que realizaron las mujeres, ellas fueron esenciales para la productividad estadounidense en la Segunda Guerra Mundial. Y en nuestros tiempos se ve la lucha por el reconocimiento laboral que se merecen las mujeres, ejemplos cómo la desigualdad salarial por género en la industria empresarial, del cine y hasta atlética. Millones de mujeres hacen notar sus esfuerzos.

Audrey Hepburn

La comedia romántica se postró a los pies de Audrey Hepburn, y hasta ahora nadie ha logrado bajarla del pedestal en el que se encuentra. La talentosa actriz y embajadora de UNICEF hablaba con fluidez inglés, español, holandés, francés e italiano; fue premiada por sus interpretaciones actorales y fue musa, amiga y modelo de Humbert Givenchy. Su contextura de atributos suaves, su belleza natural, su estilo elegante y su carismática personalidad presentó un nuevo tipo estético en su momento. Con un simple vestido o una blusa y pantalones capri lucía maravillosa. El porte natural de Audrey sigue siendo un ejemplar de belleza.

Su retrato más famoso es como Holly Golightly. Vestida con un Givenchy negro, collar de perlas, lentes negros y un porta cigarro largo, la protagonista de Breakfast at Tiffany’s, nos seguirá dando lecciones de estilo y de carácter por muchas décadas más.

Marilyn Monroe

La feminidad ha sido venerada por muchas culturas durante muchísimo tiempo y es imposible ignorar el toque seductor que la acompaña. Marilyn Monroe, la mujer más deseada de Hollywood, supo alborotar al mundo demostrando la pícara sensualidad que puede desbordar una mujer si así le apetece.
Es un pilar de la coquetería, ¿quién no recuerda cuando confesó no dormir con más que unas gotas de Chanel N°5? o la escena del vestido blanco elevado por la ranura del metro en «The Seven Year Itch»  que tanto ha sido replicada en numerosas series, comerciales y películas.

Desde su cabello rubio platinado, sus intensos labios rojos, su juguetón escote en v, hasta sus faldas o pantalones ajustados a la cintura, Marilyn supo moldear la moda a su figura. Su estilo fue tan influyente que el vestido diseñado por Jean Louis, que utilizó en el Madison Square Garden en 1962 cuando cantó cumpleaños a J. F Kennedy, se convirtió en el más famoso del siglo XX.

Madonna, Miley Cyrus, Scarlett Johansson, Gwen Stefani y cantidades incontables de mujeres han rendido homenaje al icono, con un detalle u otro, pero es el retrato que Andy Warhol le hizo a la estrella el que resalta en nuestra memoria cuando pensamos en Marilyn Monroe.

Más de uno nos hemos topado con estos retratos en cuadros, posters o memorabilia en alguna tienda de moda. Adoradas como estampas religiosas por muchos, estas mujeres seguirán inspirando por muchas más décadas por venir. ¿Conoces algún otro retrato icónico de mujer? ¡Compártelo en los comentarios!

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!