Semanas de la moda: Talento, arte y delirio

moda

Los diseñadores, las tendencias, los medios, las estrellas, las modelos, todos están allí, junto al misterio de las luces, de la pasarela y su hermana, la incógnita más grande, la creatividad del diseñador, esa musa que lo envuelve en su velo mágico y lo hace creer en fantasías para luego crear y traerlo a la realidad. Ese ingrediente desconocido que hacía a Schiaperelli moldear metales en forma de langostas, o a Balenciaga crear un saco gigante de tela que luego revolucionaría el mundo de la moda para siempre, ese componente esencial que con el pasar de los años se transforma en talento y hace a los diseñadores ser dueños del escurridizo éxito.

El arte que se plasma en cualquier superficie existente, se da cita esta vez en forma de telas y patrones, de maquillajes y estilos tan variopintos como estrellas en el firmamento, en busca de la silueta perfecta para la mujer ideal que se unirá en un lazo indisoluble con la pieza que adquiera.

El barullo en las aceras y los outfits más atrevidos desprenden olor a cambio, a progreso, por fin la moda se usará para expresar emociones, plasmar ideas y formas de pensar. Si bien existen países cuya cultura en moda es mucho más clásica que en otros, hoy día tenemos la valiosa oportunidad de transportarnos a través de las redes sociales a cualquier parte del mundo donde cosas importantes estén pasando, y así obtener inspiración para luego recrearlo en nuestro entorno.

Las semanas de la moda que se efectúan en diversas ciudades alrededor del mundo son eventos de suma importancia y relevancia para todos aquellos cuyos trabajos y estilos de vida dependen de esta industria, que es la octava más importante de nuestro planeta. Lo que sea allí presentado definirá las colecciones de las casas de moda durante un año, y por qué no decirlo, la vida de todos los llamados fashion insiders que respiran y transpiran individualidad en sus atuendos.

Soy defensor a ultranza de la idea de que cada persona tiene el derecho y el deber a toda costa, de experimentar sin atenuaciones con su vestir, de dar mensajes contundentes e inspiradores a todo aquel que lo vea atravesar el rayado peatonal de una avenida cualquiera, o al que se siente a su lado en un restaurante concurrido. La moda es mucho más que ropa, económica u onerosa, es una forma de expresarse uno mismo e invitar a los demás a que lo hagan. Es quizás abrirle la puerta al delirio y dejarlo desordenar nuestro interior, para que de aquello nazca una idea que sea el conducto para cambiar la sociedad, y así veamos más fashionistas llenando nuestra ciudad de color, ese que nos hace tanta falta cuando el día está transitando en la gama de los grises.

Mauricio Cilingg
Editor in chief: @caracasdresscode -@cldesignerj -Fashionblogger. -Journalist. -RRPP -In love with beauty. Sumido en una estela de Chanel N°5
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!