Shibari ¿Una nueva o antigua tendencia?

Shibari ¿Una nueva o antigua tendencia?

En los últimos años, las novelas eróticas han tenido un auge, gracias a ellas las fantasías sexuales han sobrepasado los límites. Muchos han quedado encantados y otros un poco decepcionados. Pero finalmente hablamos de sexo y como muchas en cosas, aquí también hay arte. Por ende, no se puede ignorar una práctica tan antigua como lo es el Shibari que comprueba por completo el arte del erotismo.

Ha sido bien aceptada como arte y medio de exploración sexual en diferentes lugares como gran parte de Europa y Latinoamérica. ¿Cómo empezó todo esto?

Posiblemente con una confusión entre un término un poco más conocido: el Bondage y BDSM. ¡Ojo! Una práctica difiere de otra, pero he aquí la razón por la que se han hecho virales cientos de fotografías en las que se exponen los distintos nudos dentro de la práctica. Con ello viene una serie de preguntas que hasta nosotros mismos en su momento nos preguntamos: ¿Qué es? ¿Cómo se hace? ¿Cariño, quieres experimentar?

¿Por qué no?

La vida está hecha para experimentar, pero no cabe duda que hay que informarse antes y más con una práctica como esta que no se aprende en dos días con un tutorial en YouTube. Tampoco es para tomarse muy literal el aprendizaje, pero sí requiere dedicación y mucho amor al arte.

Empecemos con su historia, el Shibari no solía tener la misma connotación que tiene actualmente, no era conocido en sí como una práctica artística. De hecho, sus fines eran la inmovilización, se entendía como una práctica sutil de tortura, descrita actualmente como una forma artística de esclavitud con cuerdas.

Con estas ataduras se buscaba apresar a los prisioneros de manera que exhibieran algunas de sus áreas más ocultas o aquellas que le produjeran vergüenza. Dentro de las prácticas del Shibari, sigue estando presente a modo juego en el que se exploran las sensaciones al entregarse por completo al nawashi.

Sin embargo, otro de los puntos importantes de la historia del Shibari es el honor que representaba cada samurái al realizar las ataduras, puesto que solo ellos se encargaban de la tarea. Procuraban mediante las ataduras mostrar el honor de los prisioneros y su estado de captura. Tanto así, que cada familia samurái tenía técnicas específicas y dependiendo de la usada hasta se lograba conocer la edad o clase social del prisionero.

En un punto, el Shibari pasó de los prisioneros a un acto considerado artístico y erótico. Posiblemente al sumergirse en las aguas del pintor Itoh Seiyu con sus ilustraciones eróticas y fotografías.

Actualmente supone una forma de arte; en Japón llega al nivel de lo pornográfico y en varios lugares como Europa y Latinoamérica se entiende como una práctica libre tanto artística como sexual aproximándose al Bondage.

¿Cuál es la diferencia entre Bondage y Shibari?

Para resumirlo, les daré un simple ejemplo como lo es la literatura erótica, eso efectivamente incluye la tan conocida saga de 50 sombras de Grey. El objetivo del Bondage es causar tanto dolor como placer con un fin enteramente sexual.

A diferencia del Bondage, el Shibari sigue ciertos estándares estéticos y técnicos, en busca del placer y la liberación al punto de parecer una técnica de acupuntura. Su intención es concentrar la energía sexual en ciertos lugares, específicamente en las zonas erógenas.

Muchos creen en esta técnica como algo que logra en su medida conectar con un plano espiritual. “Es el camino y el destino”, las cuerdas con sus roces son las guías que van trazando el camino por el cuerpo en busca de sensaciones que de cierto modo logran ir más allá de lo sexual.

Encontrarse a merced de alguien es uno de los términos principales del Shibari, ¿estarías dispuesto?

Entre el atado (jujun) y el atador (nawashi) tiene que existir una conexión que fluya como la cuerda y sus roces. Entre ambos debe tenderse un hilo de conversación, en donde el cuerpo es el principal emisor; es por ello que se entiende como arte.

El arte dentro del Shibari va atado al placer que sobrepasa lo sexual, convirtiéndolo en algo liberal. Además de ello, el nawashi se considera un artista que reafirma la belleza del cuerpo con las cuerdas, muchas veces de manera asimétrica. Si bien sabemos, las ataduras no son simples, exigen destreza e imaginación.

Shibari ¿Una nueva o antigua tendencia?
Tetiana Cherevan

La práctica del Shibari ha abarcado casi todas las áreas del arte, desde el diseño de moda Net-a-Porter, hasta fotógrafos y cantantes como Lady Gaga. Ha colmado museos como el Louvre, ha estado presente en series, películas, pinturas y demás. ¿Es o no una tendencia en el mundo?

No se puede negar la curiosidad que ha impactado en el mundo entero y su influencia en muchas generaciones. Definitivamente en el arte contemporáneo está abarcando un gran espacio. Sobre todo deja claro que sin importar los años, una práctica antigua puede volverse tendencia.

Finalmente podemos concluir que esta práctica antigua se volvió una tendencia en nuestra actualidad; el Shibari está en constante evolución y por lo visto tendremos mucho más que contar y conocer de esta práctica tan viral.

No obstante se deben tener en cuenta varias precauciones si se desea llevar a cabo. Primero que nada la comunicación y conexión entre el atado y el atador es fundamental, deben existir algunas condiciones mutuas. Por otra parte hay que tener en cuenta sus riesgos, no todos pueden hacer estas ataduras, en caso de mala praxis puede haber lesiones, moretones, desmayos y demás. Por último, los materiales a usar siempre deben ser 100% naturales.

No olviden darnos su opinión en nuestras redes. ¿Lo experimentarían?

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!