Connect with us

Gastronomía

Sucré: El arte del servicio al paladar

Tendency Book

Published

on

Sucré

Carlota González Sucre es una joven emprendedora quien decidió creer en su talento, apostar por su país y crear su propia empresa, obteniendo como resultado la creación de “Sucré” (significa azucarado en francés y se relaciona con su apellido materno al mismo tiempo), que se ha convertido en toda una referencia nacional en lo que a preparación de postres se trata. No son simples tortas, ponqués, pies, brownies o galletas, son: obras de arte, algo así como… “el arte al servicio del paladar”. Pero para esta joven caraqueña y su equipo a veces puede resultar más sencillo descifrar o inventar una nueva receta que conseguir los ingredientes, algo que en otro país sería cuestión de rutina.

Venezuela es un país amante del dulce, el venezolano es bochinchero, le gusta reunirse, estar con los suyos y celebrar cualquier ocasión. Los postres reúnen y acercan a las personas, bien sea con una torta de cumpleaños, un pie para merendar entre amigos, unos brownies en una tarde de estudio, una cajita de dulces variados para dar las gracias o para hacer un rato desagradable un poquito más dulce, especialmente en estos momentos difíciles. Por lo general, cuando alguien quiere alegrar, sorprender, agradecer o impresionar siempre piensa en dulces, ellos están presentes en cualquier ocasión. Para nosotros los postres son una manera de sacar sonrisas y acercar a las personas, ahora más que nunca”, destacó Carlota González.

La joven graduada como Ingeniera de Producción en la Universidad Metropolitana, optó por cultivar su otra pasión: la cocina y ahora es una de las chefs más reconocidas en lo que postres se refiere. Ya tiene cuatro años endulzando a los venezolanos, no permite que las dificultades interfieran en su misión de vida, cree firmemente que con su trabajo ayuda a su país y piensa llevar su marca a la cima de la gastronomía. Entre lo más solicitado del menú de Sucré se encuentra el ponqué de limón, los alfajores, los brownies, la torta de flores y frutos, y la pavlova.

Pese a la escasez de insumos y sus altos costos, Carlota con Sucré optó por sacrificar ganancia para mantener la calidad de sus productos: “Hasta los momentos no hemos buscado materia prima sustituta, movemos cielo y tierra para conseguir exactamente lo que necesitamos para nuestras preparaciones. La repostería es una ciencia exacta y cambiar los ingredientes nos daría resultados diferentes que no son los que espera el venezolano. A veces es complicado pero siempre lo logramos”.

“Ser repostero hoy en día en Venezuela es difícil porque no solo debes dedicarte a la cocina, también debes administrar y pensar en economía. Toda la materia prima que utilizamos es sumamente complicada de conseguir pues en su mayoría son productos que escasean. Mantener la calidad con la dificultad para conseguir insumos y el alto costo de los mismos no es tarea fácil. Trabajamos con ingredientes de altísima calidad para así asegurar que nuestros postres tenga el mejor sabor. Dedicamos gran parte del tiempo a conseguir proveedores ideales”, agregó.

Sucré nació hace un poco más de 4 años en la cocina de la casa de Carlota como resultado de un antojo y hoy en día ese lugar se quedó pequeño, tuvo que mudarse a un espacio más grande, adaptando una cocina industrial al anexo y ahora cuenta con todo un equipo de trabajo. A quienes se dedican al arte de la repostería, la joven chef recomienda “seguir adelante porque todo tiene solución.  Además, tiempo de crisis es tiempo de oportunidades y mientras unos lloran otros hacemos pañuelos. Deben apostarle a su proyecto con fe, optimismo, y trabajar para lograr lo que quieres sin mirar atrás”.

Este emprendimiento se caracteriza por tener postres deliciosos, con ese sabor casero que tanto gusta pero además con una presentación impecable. Parten del principio de que el postre no solo sea rico sino que además decore y adorne la mesa. También se diferencian de otras marcas porque brindan atención personalizada, adaptándose a lo que la gente pida en cuanto a gustos, tamaños, sabores, presentaciones, etc.

Compartir:

Deleite

¡Al paladar, bajo el mar! Restaurantes sumergidos en el paraíso marino

Nos imaginamos deleitar la vista y el paladar bajo el mar

Compartir:

Published

on

mar

Uno no suele imaginar que deleites a la vista y al paladar se puedan encontrar nada más y nada menos que bajo el mar. ¡Pero, así es! Es cierto que los siguientes restaurantes sumergidos en el paraíso marino pertenecen a los sueños y caprichos costosos que no todos podemos satisfacer, pero, en fin, no cuesta nada trasladar las expectativas a lujosos momentos y sabores paradisíacos.

Ithaa, Islas Maldivas

El Restaurante Ithaa se encuentra específicamente en la Isla Rangali, Maldivas. Perteneciente al Hotel Hilton Maldives Resort & Spa, es un espacio rectangular recubierto de cristal acrílico a 5 metros bajo el mar, con una capacidad exclusiva de 14 comensales. Se inauguró en agosto del 2005 y desde entonces es uno de los caprichos paradisíacos que más de uno desearía satisfacer. La realidad es que para reservar en este panorámico restaurante rodeado de los peces, corales multicolores y el agua azul turquesa, característico de estas islas, se debe esperar en una fila bastante larga.

Sea, Islas Maldivas.

El Resort Anantara Kihavah cuenta también con el sub-acuático Restaurante, Sea. Es un espacio hexagonal integrado en los arrecifes de coral de la isla Kihavah Huvalhi. Mientras comes algún lujo del menú, podrás admirar a peces tropicales, tortugas y tiburones. Además, para añadir un atractivo plus, el Sea cuenta con una bodega galardonada con más de 450 botellas provenientes de más de 24 países. ¡Hay para escoger y más!

Under, Noruega.

En marzo fue inaugurado el restaurante Under, en Lindesnes, Noruega. Controversial por estar introducido en las temperamentales costas del sur de Noruega. Además de ser el primer restaurante europeo a 5 metros bajo el nivel de mar, también será utilizado como centro de investigación para estudiar la biología marina y la costa rocosa del país. Tiene tres niveles, y en el último se encuentra la ventana de 11 metros de largo que ofrece la vista al mar. Todo Under tiene la impresionante capacidad de 100 comensales, donde se puede disfrutar de un menú con más de 18 platos basados en mariscos, pescados e ingredientes locales.

Submarino, España.

En el núcleo del Parque L`Oceanográfic de Valencia, se encuentra el Restaurante Submarino. Su exterior recrea la imagen de las altas olas del océano, y su interior, iluminado por un banco de medusas, se encuentra completamente rodeado por el acuario lleno de peces. Es ideal para compartir con pequeñas o grandes familias, sin importar las preferencias de cada integrante. Ofrece diversos menús de la gastronomía mediterránea, como un menú vegetariano, un menú infantil y hasta un menú de degustación para los platos que se sirven en la cena. Esto no significa que tampoco sea ideal para estar con amigos, ya que cuenta con una barra y una buena carta de vinos.

Nathan Outlaw At Al Mahara, Dubai.

Pertenece al mismísimo Burj Al Arab. Sí, el deslumbrante hotel con la forma de vela de Dubai. Se encuentra bajo el hotel, sumergido en el mar de Golfo Pérsico. Al entrar se encuentran grandes acuarios, fuentes y hasta patios. No solo ofrecen deleites a la vista, sino también al paladar, ya que tiene 3 menús llenos de platos de peces y mariscos — donde no creo que nadie quede desilusionado porque los alimentos son cuidadosamente seleccionados de todas partes del mundo—.

¡Sí que vuelan altas las expectativas! Cómo nos encantaría estar en alguno de estos restaurantes y disfrutar de sus comidas, sus espacios y sus vistas. Estar sumergidos en un paraíso en donde todo se centra en el paladar y el profundo mar, una experiencia como pocas.

Compartir:
Continuar Leyendo

Gastronomía

St. Moritz: sabores para todos los gustos

La empresa de chocolates 100% venezolana sigue creciendo e innovando

Compartir:
Tendency Book

Published

on

St. Moritz

Con un portafolio de marcas reconocidas, la empresa de chocolates St. Moritz ® se encuentra presente en el mercado venezolano desde hace 30 años, brindando experiencias de sabores memorables a los consumidores y explorando oportunidades alrededor de nuevas tendencias, para seguir satisfaciendo gustos.

Su marca líder es “Flaquito”, una deliciosa barquilla rellena de crema de avellanas y cubierta con una capa de chocolate, la cual viene en dos versiones: con leche y nevado, y en empaques diferenciados por colores, uno rojo para el primero y otro azul para el blanco.

Flaquito

Cristóbal Suárez, gerente general de la empresa, informó que “este producto tiene muy buena aceptación en el mercado local y se está exportando a otros países, donde  también se está convirtiendo en una marca muy querida, siendo sus consumidores, niños y jóvenes de 7 a 12 años de edad”.

Como parte del portafolio de St. Moritz  destaca también “Passion Noir”, una línea de chocolate negro lanzada en 2013, en concentraciones de 56% y 70% de cacao, con incrustaciones de almendras o avellanas, dirigida a un público de 18 a 45 años, y con posibilidades de seguir extendiéndose.

Passion Noir

Otra delicia exportable es “Dunga”, un untable con sabor a chocolate malteado, con leche y blanco enriquecido con hierro, calcio y vitaminas, con una práctica presentación en tubitos. Suárez indicó que “este alimento tiene 8 años en el mercado venezolano y países como Colombia se han interesado en él”.

Dunga

Actualmente, se encuentra posicionado como la segunda marca en esta categoría no muy grande del segmento de chocolates, y la primera en algunas regiones del país como el oriente. De sus tres sabores, “el que más éxito ha tenido es el blanco, cuya formulación ha gustado mucho entre los niños”, indicó.

Variedad, calidad y compromiso

Con motivación y el firme compromiso de seguir creciendo e innovando en materia de productos, el portafolio también ofrece otras variedades de chocolates con características diferentes, pero de igual calidad que los anteriores, todos elaborados con materia prima nacional. Suárez señaló que, “Chocolates St. Moritz tiene en el mercado aproximadamente 75 referencias de productos de distintos sabores, tamaños y presentaciones”. 

Algunos de ellos son: ChocoBlac, Chocolatte,  Frutos Secos cubiertos de chocolate (con o sin azúcar), ChocoZOO, Chocolate Sin Azúcar, St. Moritz A La Taza, Froggie, Bomboneras (con 4 y 8 bombones), Stadium, Repostería Tabletas, Repostería Chips y Discos, Grageados de 1 kilo, y las tradicionales figuras tridimensionales y planas con las que inició el negocio.

Asimismo, cuentan con una línea industrial compuesta por tabletas de chocolate en presentación de 1 Kg, lluvia de Chocolate, coberturas con sabor a chocolate también en presentación de 1 Kg y gotas o chispas de chocolate en cajas de 5 Kg; y una navideña que incluye: Pandoro, Panettone con Extra de Chocolate, turrones de chocolate con leche y blanco, grageados, Flaquito, ChocoZOO, y Bomboneras todos con diseños de navidad que para este año vienen renovados.

Como parte de su responsabilidad social empresarial, St. Moritz ® se encarga igualmente de la distribución y venta a escala nacional de las Galletas Tiki Tikas de Fundana, organización sin fines de lucro que atiende a niños en situación de abandono y/o maltrato, a la cual viene apoyando desde hace más de tres años proporcionándole además el chocolate con el que las elaboran.

La empresa está situada en la zona industrial de Palo Verde, donde funciona tanto la sede administrativa como la fábrica. En esa misma área se encuentra el Centro de Distribución Caracas, desde donde se despacha a la capital, el centro del país y todo Oriente. Para el Occidente cuentan con una sede o centro de distribución ubicado en la zona industrial de Barquisimeto.

Compartir:
Continuar Leyendo

Deleite

Las Chocolaterías de los Dioses

Delicias divinas en el mundo terrenal

Compartir:

Published

on

Chocolaterías

Las Chocolaterías son un espacio sagrado, donde cualquier goloso de panza y corazón se dedica a deleitarse con el alimento de los dioses. No sé si los dioses sienten envidia o impresión al ver cómo nosotros, los simples mortales, nos jactamos de tener chocolaterías tan dignas del cacao. Pero, como es el Día del Chocolate, en nombre de los mortales, invito a los seres divinos a que compartamos una taza de chocolate caliente y comamos unos bombones en las mismísimas chocolaterías dignas de dioses de este mundo terrenal.

Fassbender & Rausch

Esta chocolatería ubicada en Berlín, Alemania, sin duda glorifica en todos los aspectos la existencia del cacao, contando con una tienda, una cafetería y un restaurante. Además, es reconocido por tener en conjunto las más deleitables recetas de chocolate que se pueden hallar en el globo terráqueo, porque incluso, cuentan con cacaos que provienen de países latinoamericanos. En esta chocolatería de la choco-versatilidad, se pueden disfrutar desde placenteras bebidas de chocolate caliente y café al chocolate hasta cajitas de bombones y trufas, desde tartas y cupcakes hasta carnes, pescados o ensaladas que contienen el cacao como ingrediente. ¡Y hasta tienen esculturas moldeadas en chocolate que representan monumentos de Berlín!

Fábrica Maison Cailler

Se encuentra en el pueblo de Broc, Suiza. Fue la primera fábrica productora de chocolate de la localidad, y ahora, un moderno edificio abierto a las visitas; perfecto para el amante intelectual del chocolate. Para llegar, la gente puede realizar un viaje en un tren de chocolate, no literalmente, pero, sí adaptado a la idea. Ya en el lugar, al iniciar la visita se entregan audio-guías donde se recorren salas con maquetas que enseñan la historia del chocolate. En un punto, hasta instruyen cómo se degusta un pedazo de chocolate: apreciando su aroma, prestando atención a su crujir y deleitando los sentidos con una mordidita. Hmmm… Y al finalizar, por supuesto, ofrecen en bandeja de plata todos los chocolates que fabrica Cailler Nestlé para que sus visitantes puedan probar de las delicias que más presume el país.

Cadbury World

Está situada en Birmingham, Reino Unido. Es uno de los parques de atracciones más queridos del lugar, donde, literalmente, se vive sin límites el amor al chocolate. No existe solo para que lo disfruten los niños, las experiencias suenan igual de emocionantes para los adultos. Desde visitar la fábrica de chocolates Cadbury a apreciar la historia del cacao a través de un cine multisensorial y exhibiciones, hasta recolectar granos de cacao en una selva, bailar bajo la lluvia achocolatada, sumergirse en un tazón de Dairy Milk, subirse en una montaña rusa Crunchie y en un dirigible Creme Egg. Es un lugar que provoca alegría y ánimo, así como el chocolate mismo.

Roselen Chocolatier

Es una pequeña, pero impecable chocolatería que se encuentra en Lima, Perú. El atractivo del lugar está en la mezcla del cacao peruano con pocos comunes ingredientes como el durazno, el tocino, el queso azul, el maracuyá, el café, y muchos más. Aunque no suene demasiado convincente, es un lugar precisamente popular por sus peculiares presentaciones, que van de la mano de Giorgio Demarini, muy reconocido por presentar su sabroso arte. Además, se realizan catas con expertos y se programan exposiciones.

Ch’C’Late Research Facility

En Singapur se encuentra la denominada chocolatería gourmet del chocolate. Fue creada por la compañía Chocolate Research Facility, quienes se basan en elaborar y crear todo tipo de combinaciones con miles de ingredientes importados para crear más delicias en barras. Ofrecen más de cien sabores al paladar, donde modelan en envoltorios de colores en todo el centro del lugar. Incluso, sencillamente el cliente puede disfrutar de una taza de chocolate caliente o bebidas frías con sabor, mientras piensa cuáles de sus opciones probar. Y para los amantes de corazón, es imprescindible llevarse a casa alguna taza o camiseta del lugar.

Si eres un chocolatero de panza o corazón, comenta, ¿cuál de estas chocolaterías te pareció la más digna de esta delicia divina?

Compartir:
Continuar Leyendo
A %d blogueros les gusta esto: