Vestir como las ‘celebs’ no depende de una talla

Este hobby que he adoptado desde hace un par de años fue producto de la casualidad. Resulta que estudiando moda me topo con el look de uno de mis fashion icons Victoria Beckham y detallándolo me encuentro con que tenía en exactitud cada pieza. Me animé a recrearlo y tanto fue el éxito que ella misma le dio like en mi Instagram, lo cual convirtió mi foto en viral.

Sucedió que me topaba con otros looks de ‘celebs’ y tenía piezas parecidas, o inclusive exactas y me pareció genial compartir con mis seguidores sin mayor pretensión que generar un contenido positivo en mis redes sociales otras recreaciones que fui armando. Sin embargo la prensa de todo el continente puso el ojo en mi hobby y lo calificaron como una forma muy chic e ingeniosa de darle autoestima a quienes siguen mi trabajo, así como de demostrarles a todos que había muchas reglas de la moda que eran obsoletas como poco útiles y prácticas.

A todas estas, lo que nadie sabe es que ni en la primera recreación, ni la más reciente he comprado nada con la intención de ser una `matchy-matchy girl´ con la celebridad del caso. No era necesario. Todas son piezas adquiridas con tiempo en mi closet, algunas inclusive heredadas de mi abuela o mi madre. Parte de hacer compras inteligentes a la hora de armar nuestro guardarropa es poder disponer de piezas que sobrevivan a la inclemencia de las prisas de la moda y las tendencias tan cambiantes como repetitivas, y todo estilista que se precie de serlo lo sabe.

Nunca mi intención es o ha sido clonar a nadie, parecerme a nadie ni imitar a nadie ¡Líbreme el universo de que así sea! Cada quien fue libre de interpretar a su gusto mis recreaciones, que fueron, son y serán para divertirme, las cuales decidí compartir con el público y nada más. Si puedo dejar un mensaje positivo, me quedo más que satisfecha. Mejor que mejor.

En el mundo de la moda hay muchas reglas e influencias de tiempos de antaño que están obsoletas y es necesario refrescarlas, y otras tantas repasarlas por su necesaria utilidad. Sin querer con mis recreaciones demostré eso con sobrados argumentos. Puedes vestirte como quieras y tu talla en lo absoluto tiene algo que ver en ello.

Otra cosa que pude evidenciar con esta aventura fue el profundo desconocimiento en moda y en imagen personal en general, el comentario promedio era “No sabía que eso quedaba bien” “Nunca me imaginé que esto se podía hacer” “Me doy cuenta viéndote que a mí también se me vería bien” entre otras impresiones que pude recoger. Hay mucho que hacer en estos dos tópicos sin duda alguna.

¿Vestirte como quieras? ¡Sí! pero sin olvidar el impacto que tus decisiones y compras harán en tu imagen, la durabilidad y uso que tendrá cada pieza que adquieras en el futuro, la versatilidad de todo lo que decidas meter en tu closet y sobre todo cuanto beneficie o no tu imagen personal, porque para dar primeras buenas impresiones solo se tiene una vez

Comprar por comprar tiene un precio muy alto, y para precios altos prefiero los de las buenas piezas y diseños, que duran para toda la vida.

Tu presencia habla de tu autoestima y del respeto que les tienes a los demás de acuerdo a tu imagen. No lo olvides…

¡Hasta la próxima!

Por: Jennifer Barreto-Leyva

Jennifer Barreto-Leyva
1st. Latina + size model, Beauty Queen & Size advocate worldwide | TV/radio host | Editor in Chief of @BellezaXL |Celebrity blogger in Huffington Post
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!