Zara y Pantone: moda a todo color

Zara y Pantone: moda a todo color. Zara ha lanzado una colección en colaboración con Pantone. La sencillez y comodidad en siete tonos.

La popular y reconocida marca Zara ha vuelto a lanzar una nueva colección apuntando a los estilos más clásicos y sencillos. Dejando atrás las excentricidades, brillo y tonalidades coloridas. Zara se deja llevar hacia una colección con propuestas de looks básicos y cómodos de colores neutrales que durante el confinamiento y el estar en casa son ideales y es la primera opción de outfit. La sencillez encabeza la serie de prendas y conjuntos de tejidos de algodón y stretch. Sirven como pijamas, ropa deportiva, para salir a hacer diligencias breves e incluso para una ocasión más elegante utilizando los complementos adecuados.

Zara y Pantone: The Custom Colour Collection

Esta colección ¨The Custom Colour Collection¨ o mejor llamada ¨la colección de colores personalizados¨ es una colaboración con Pantone, la empresa del color en el diseño y arte. Está conformada por siete tonos generados exclusivamente para esta colección, en donde Pantone busca la elegancia como el principal adjetivo. A pesar de ser opciones de vestimentas cómodas y casuales, son estilosas y también pueden ser elegantes al combinarse con otros complementos para generar otro efecto visual y poder ser utilizados para diversas ocasiones. La capacidad que tienen estos diseños para ser combinados de muchas formas y así como la elección de los colores, hace que sea una propuesta más innovadora y única.

Pantone creó tonos para esta colección. Slate Ash, negro mineralizado, suave y limpio. Un tono elegante, sobrio e informal. También Pacha Mama, un tono auténtico que remita a la tierra. Un marrón tostado que se mezcla con tonos cálidos o fríos y proporciona serenidad. Así como Smoked Tofu, un blanco que llega para marcar la diferencia. Un tono ligeramente matizado con humo seco. Otro tono es Lagoon que a simple vista luce como caqui, un tono neutro pero vivo inspirado en el sotobosque, es una mezcla entre el gris pedregoso y el verde musgo. Blondy es un tono parecido al nude pero lleva ahora este nombre y es más parecido al beige y camel. Está también el clásico marrón pero más oscuro, Ebony. Y por último, el Quiet Mist, que no es ni blanco ni azul, es una tonalidad brumosa. Desenfocado de la niebla y el vapor.

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!