La primavera la sangre altera, ¿por qué aumenta el deseo sexual?

deseo sexual

En cuanto el otoño y el invierno llegan a nuestras vidas, los días se vuelven grises, fríos y más cortos y con ello las personas tienden a estar más tristes y a perder tanto la energía como la fogosidad de los meses de estas temporadas. Es una época en la que es más fácil volver a conectar con la pareja o buscar encuentros sexuales en el caso de estar soltera, pasar más tiempo juntos no solo delante de la televisión sino con otras actividades que mejoren la química y nuestro humor y por tanto, nos sintamos con un notable aumento del deseo sexual.

Existe la creencia generalizada de que en primavera se produce un aumento del deseo sexual. La primavera no solo trae consigo el buen tiempo, los días más largos, las alergias primaverales o las aperturas de las terrazas, sino que dentro del terreno sexual se produce un ‘despertar’ que cumple rigurosamente con el tradicional refrán de ‘la primavera la sangre altera’. Y es que nuestro cuerpo y mente comienzan a experimentar una serie de cambios que habían estado latentes durante el frío invierno y que es ahora cuando empiezan a vibrar por todo nuestro organismo.

Además son los mejores meses para tener sexo gracias a que es el pico de la producción de esperma para los hombres, según un estudio de la Universidad Ben-Gurión del Neguev en Israel. Al ser el tránsito de invierno a verano, es la época del año en la que esta producción tiene una mejor calidad y cantidad.

Si bien es complicado para la ciencia determinar si se trata solo de una sensación o si sucede realmente, y en tal caso cuáles son sus causas y razones específicas, existen estudios que han indagado en esto y en general los factores influyentes son los siguientes:

1 Ropa primaveral

Mostrar piel siempre es positivo, y el calor nos hace llevar menos ropa encima. Provoca que vayamos con ropa más ligera, algo que potencia la sensualidad e influye positivamente en la libido y en el deseo sexual, tanto en hombres como en mujeres.

2 La primavera nos pone de mejor humor

Una vez que sale el sol y calienta la tierra, también calienta nuestro organismo, pues al estar atrapado en el interior todo el invierno y no obtener la vitamina D que necesitamos del Sol, nuestro humor se ve resentido. Muchos estudios han determinado que la deficiencia de vitamina D está directamente relacionada con la depresión. Si bien puede contrarrestar los efectos secundarios con un suplemento diario de vitamina D, nada reemplaza una buena dosis de sol. Una vez que estamos en el exterior, nuestro estado de ánimo mejora sin demora. El calor magnifica nuestro olor corporal; este aroma incide directamente sobre las feromonas, cuya única finalidad es la de atraer la atención del sexo opuesto.

3 Optimismo

La luz del sol es buena para el organismo. Producimos más endorfinas, que ayudan a reducir el estrés y, por tanto, aumentar el deseo sexual. Le decimos adiós al invierno y eso conlleva una visión más optimista de la realidad. La subida de las temperaturas, el aumento de las horas de luz solar y una meteorología confortable para el ser humano porque no hace ni mucho frío ni demasiado calor provoca que siempre la primavera sea bienvenida.

4 El olfato se agudiza

Otro posible factor que contribuye con el deseo sexual tiene que ver con el olfato. Con el calor aparece el sudor y se potencian los olores corporales, los cuales están relacionados con la búsqueda de pareja sexual, según un estudio de la Universidad Técnica de Dresde, Alemania, publicado en la revista Nature en 2016. Existen unas sustancias llamadas antígenos leucocitarios humanos, presentes en la superficie de casi todas las células de los tejidos humanos. Los humanos tendemos a buscar parejas con esto lo más diferentes posibles a los propios, ya que de esa manera el sistema inmunitario de la descendencia se torna más fuerte y resistente.

De hecho, desde hace tiempo la industria de los cosméticos comercializa perfumes a base de feromonas, sobre el supuesto de que ayudarían a llamar mas la atención. Si bien hasta ahora no se ha comprobado su eficacia, la ciencia no descarta que la idea tenga fundamentos.

5 Alimentación

Algunas de las frutas de temporada cuentan con componentes afrodisíacos, por ejemplo, las fresas, que afectan directamente a las glándulas endocrinas que impulsan la actitud sexual; o el aguacate, rico en ácido fólico, vitamina B6 y potasio. Como las temperaturas aumentan, muchas personas reducen las comidas calóricas y contundentes en sus dietas para optar por platos más ligeros, aumentando el deseo sexual.

Estas son algunas de las razones principales, se cree que hay muchos mas factores influenciadores en esto. De igual manera hay que tener en cuenta que una buena vida sexual puede ser influenciada por una vida sana, sin excesos, con ejercicio diario y buena alimentación.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!