Cine ‘Independiente’… ¿De qué?

Bienvenidos –ahora sí-, aunque sin formalidades ni esquemas, al mundo del MEJOR CINE, el que me gusta y, por tanto, compartiremos.

Consideré necesario, ya que estamos inmersos en el mundo de las ‘tendencys’ y aunque mi estilo no sea usualmente el más convencional, comenzar por el comienzo: La tendencia predominante alrededor del mundo en cuanto al Cine, tanto en cuanto a la preferencia de los cinéfilos como al criterio de las diferentes Academias Cinematográficas que anualmente evalúan y premian este Arte y de los jurados en los diferentes Festivales Cinematográficos Internacionales de carácter competitivo realizados cada año alrededor del mundo, criterio que en los últimos años ha cambiado radicalmente  (las películas que ocupan ahora todas las primeras planas en cada Temporada Anual de Premiación, presentan características comunes, casi diametralmente opuestas a las de todas aquellas superproducciones que antes resultaban, en otras épocas, las más premiadas).                                                                                                                                                          .

Ese Cine que ahora ha pasado a ser el más analizado, valorado, respetado y premiado en todo el mundo, es conocido como ‘INDEPENDIENTE’, ya que su realización NO DEPENDE de Grandes Estudios o Presupuestos, sino del criterio de su Director y Equipo de Producción, de financiamiento privado -el cual en muchos casos no es precisamente abundante- y del trabajo de Grandes Profesionales en las diferentes disciplinas que consideran al Cine un auténtico ARTE y  por eso le tratan como tal, lo aman y saben hacerlo amar por los espectadores… Es un Cine muy emocional e INTELIGENTE.

La diferencia básica es que el cine convencional, mayoritariamente “comercial”, es  subvencionado por los Grandes Estudios, con gran apoyo económico y tecnológico, pudiendo llegar a ser ESPECTACULARÍSIMO, aún en los casos en los cuales su historia (Guión) no tenga mucha fuerza… y  en el Independiente,  su realización no depende de grandes empresas productoras, su infraestructura es mínima, al igual que su presupuesto y, sin apoyarse en grandes puestas en escena –fastuosas o impresionantes de alguna manera-, ni contar con mucho auxilio tecnológico, posee un gran capital profesional a su servicio, gracias a la preparación del equipo humano que interviene en su ‘manufactura’, contando con muchos elementos artísticos que hacen que su calidad logre rebasar todas las carencias materiales o presupuestarias, permitiendole estar entre las mejores producciones del mundo, ya que su mérito reside en una buena HISTORIA y la forma de presentarla, de llevarla a la pantalla, ya esté basada en personajes o hechos reales o pertenezca al campo de la Ficción (alto nivel de calidad en Guión, Dirección y Actuaciones; manejo muy profesional en cuanto a elementos técnicos como edición, fotografía, iluminación, sonido, cámaras, etc.)  y no en su espectacularidad. He allí la clave.

Ya el viejo criterio de premiar las películas más fastuosas y cargadas de efectos especiales o las historias fáciles y comunes que no involucran mayor razonamiento, ha quedado atrás y cada año vemos de forma más evidente cómo el criterio que impera ahora en ese ámbito para determinar nominaciones y premios es el de la Calidad, por encima de la espectacularidad o la popularidad, aún a riesgo de que las decisiones no cuenten con el apoyo y/o el beneficio de toda índole que le atraería a las diferentes Academias el reconocer o galardonar -como hacían antes- a los trabajos cinematográficos más populares o taquilleros, por su impacto masivo, más que por su calidad.

Nada de lo que he expresado hoy pretende significar o sugerir que el Cine mainstream, llamado por muchos ‘comercial’, carezca de calidad o esté ‘fuera de moda’ o que las Superproducciones, repletas de excelentes efectos especiales, ya no tengan relevancia en nuestro mágico universo fílmico… Nada de eso… Entre ellas hay verdaderas maravillas… Pero ya la preeminencia no les pertenece como antes en la Temporada Anual de Premiación y su figuración se circunscribe ahora, fundamentalmente, a las categorías técnicas (Fotografía, Montaje, Edición de Sonido, Mezcla de Sonido, Efectos Especiales, Maquillaje, Diseño de Vestuario, etc).

En futuras entregas ilustraré suficientemente el tema desarrollado hoy, ofreciendo información en relación a muchas películas independientes, la mayoría de ellas nominadas  o premiadas en algún Festival o por alguna (s) Academia (s).

Hasta el próximo martes… (y hasta todos los días)

Por Moraima Blanco

Moraima Blanco
Analista (MÚSICA y CINE), Productora-Conductora (ANTES, de 'Top Jazz'; AHORA, de 'CINE-SQUEMAS' en Mágica 99.1 FM y 'TOP MOVIES)
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!