Connect with us

Vida

Aquí una fórmula para empezar a dar lo mejor de ti

Sé tú el que aparta la piedra del camino

Compartir:

Published

on

esfuerzo

En la dualidad que solemos enmarcar ciertas cosas, tenemos el camino fácil y el difícil. El camino difícil suele ser uno donde hay muchos obstáculos que superar e invertir demasiado esfuerzo y el fácil es el que logramos resolver rápidamente con poco esfuerzo. Así, al menos, evaluamos estos caminos en primera instancia. El detalle está en que no estamos evaluando estos caminos en virtud del mejor resultado posible, sino en el esfuerzo que nos demandarían.

Todos en el fondo sabemos cuáles son las cosas que más nos convienen. Lamentablemente, por flojera, procrastinación o comodidad, a veces evadimos esas circunstancias que sabemos debemos enfrentar, esperando que se queden como están o alguien venga a hacerlo por nosotros. Esto es lo que se podría llamar como una vida sumamente pasiva, distraída. Ese es el momento perfecto para irrumpir ese estilo de vida y pasar a uno más activo donde se pueda dominar la acción de los caminos que decides recorrer.

Hazte la siguiente pregunta, ¿vas a ser tú, por dejadez o comodidad, quien no dé el 100%? Por supuesto, cómodo y fácil es vivir en la burbuja de la existencia pasiva. Nuestra vida tiene un propósito de acción y estamos en la obligación, ante nosotros mismos, de corresponderlo.

Existe una frase muy sonada en la actualidad, vida es ahora. Esto no es un simple cliché. La experiencia de la vida está ocurriendo justo en este momento que usted me está percibiendo a través de sus ojos. Ahora que usted siente el aire que entra por su nariz y los sonidos que está escuchando. Entonces, como la vida es ahora, no hay mejor momento para decidir dar el máximo. Dar lo mejor en el trabajo, en nuestro hogar con la familia, con nuestros amigos. Hemos venido a este mundo para experimentar la vida, no para retirarnos en la soledad de nuestra comodidad, porque allí no podrá usted encontrar nada realmente significativo.

Los pensamientos de distracción, que únicamente nos sirven para quitarle los ojos a nuestras metas, son muy peligrosos y no podemos darle paso abierto para dirigir nuestra vida. Eso solamente nos va a llevar a una jungla de estímulos del ego que no nos conducirá por buen camino. En el libro de las enseñanzas de Lao Tse, Hua Hu Ching, donde se encuentran los principios del taoísmo, dice lo siguiente.

“El ego es un mono que salta a través de la selva: totalmente fascinado por el reino de los sentidos, cambia de un deseo a otro, de un conflicto a otro, de una idea centrada en sí misma a la siguiente. – Si lo amenazas, realmente teme por su vida. Deja partir a ese mono. – Deja partir los sentidos. Deja partir los deseos. Deja partir los conflictos. Deja partir las ideas. – Deja partir la ficción de la vida y de la muerte. Permanece simplemente en el centro, observando. – Y después olvídate de que estás en él.”

Hua Hu Ching, Lao Tse

Ya vemos cómo debemos evitar ese mono que nos lleva de un lado a otro sin control alguno, y tomar el control absoluto de la voluntad que la vida nos da la opción o no de ejercer o no.

Cuando te veas tentado, por facilismo o comodidad, a tomar la ruta sencilla, la que no toma nada de esfuerzo, espabílate y asume con responsabilidad las riendas de tu voluntad. Si eliges los caminos que no significan necesariamente tener que dar siempre lo mejor de ti, estarás, entonces, saboteándote hasta que decidas ser la mejor versión de ti mismo. La autora Gabriela Mistral, en su poema El Placer de Servir, nos invita a tomar un rol de acción en nuestras vidas, dejando a un lado el pasivo apaciguamiento de la comodidad: “Donde haya un árbol que plantar, plántalo tú. Donde haya un error que enmendar, enmiéndalo tú. Donde haya un esfuerzo que todos esquivan, hazlo tú. Sé tú el que aparta la piedra del camino.”

Compartir:

Salud

Maneras de consentirse sin sentir culpa

Ideas para el self care

Compartir:

Published

on

Consentirse sin sentir culpa

Con el auge del “self care” uno pensaría que la idea de consentirse sin sentir culpa, sería algo a lo que estamos acostumbrados. Sin embargo, aún somos muchos los que preferimos trabajar un poco más de la cuenta o aprovechar para hacer las tareas de la casa cuando tenemos ese tiempo libre que tan cuidadosamente planeamos.

Ya se nos hace normal esa sensación de culpa cuando uno quiere pasar un rato consigo mismo, pero es un hábito con el que deberíamos acabar. Para no repetir la importancia de consentirse de vez en cuando, les damos una listas de ideas de maneras de consentirse sin sentir culpa.

Crear una rutina al levantarse y antes de dormir

Consentirse sin culpa

Todos estamos acostumbrados a las pequeñas rutinas como tender la cama, cepillarse los dientes, preparar el desayuno, etc. Podemos agregar a estas rutinas productivas un poco de self care y consentirnos entre tarea y tarea. Escuchar nuestro podcast favorito o hacernos un batido nutritivo o sabroso no es solo una manera de consentirse, sino que aparte, es beneficioso para nuestra salud y productividad.

Llevar un diario

Consentirse sin culpa

Aunque no hay nada más satisfactoria que tachar todos las tareas realizadas durante el día, llevar una agenda no es lo mismo que llevar un diario. Una manera de consentirse sin sentir culpa es recolectar memorias durante el día bien sea por medio de fotografías, recibos, dibujos o escrito. Lo importante es no verlo como una tarea más, sino como un desahogo personal.

Contacto con la naturaleza

Consentirse sin culpa

Así sea pasear un domingo por un parque o pasar una hora al día jugando con tu mascota, estar en contacto con la naturaleza es una manera de consentirse. Consumir un poco de aire fresco y disfrutar de la tranquilidad que aporta un área verde siempre es un acto de autocuidado.

Break de pantallas

Consentirse sin culpa

Si hablamos de sentir culpa, estamos en una época donde el arte de compararnos con los demás es la primera causa de sentirnos culpables por no estar haciendo más. Si ver proyectos en Pinterest te hace sentir que no usas tus destrezas motrices lo suficiente, o sientes que quieres menos a tu pareja porque no tienen una foto en ese lugar famoso y sobrestimado, es hora de apagar la pantalla y hacer eso que quieres hacer. Desde compartir más tiempo con tus seres queridos, hasta tomar una merecida siesta.

Braindumps o lluvias de ideas

Consentirse sin culpa

Connection Digital Device Working Concept

¿Nunca han sentido un calor húmedo y terrible que no pasa hasta que llueve y todo está fresco? Pues lo mismo pasa en tu mente cuando haces una lluvia de ideas. Esos días que te sientas muy angustiado por todo lo que está pasando, te recomendamos consentirte sin sentir culpa, con la simple ayuda de un lápiz y un papel. Hacer una lluvia de ideas, o un braindump, consiste en vaciar todas las ideas que pasan por tu cabeza. Desde ese regalo que le tienes que comprar a tu tía hasta esa nueva idea para una serie de Netflix.

Consentirse sin sentir culpa es una tarea muy fácil. Recuerda que parte del buen rendimiento en todas las áreas, se consigue estando en buena forma y para ello es necesario un break de vez en cuando. ¿Qué haces tú para consentirte?

Compartir:
Continuar Leyendo

Trabajo

Cómo trabajar desde casa y no procrastinar en el intento

Haz de tu casa tu lugar de trabajo

Compartir:

Published

on

Trabajar desde casa

Día a día son más las empresas que nos permiten trabajar desde casa. Son muchas las personas que han decidido hacer de sus hogares un lugar de trabajo, ya que se ahorran gastos de transporte, ropa de oficina y esos snacks que de alguna u otra forma siempre suelen tentar a los que trabajan en una oficina.

Sin embargo, hay parte de la población que siente que quedarse a trabajar desde casa, significa quedarse en pijama, atender las tareas del hogar y luego trasnocharse haciendo el trabajo que debió empezar a primera hora de la mañana. Estas personas pueden sufrir de “procrastinación productiva”. Si bien no pasa sus días pegados a vídeos de YouTube, realizar los deberes de la casa en vez del trabajo que toca en el día es una manera de postergar la responsabilidad. Tal y como cuando los que trabajan en oficina deciden organizar su escritorio en vez de empezar con el reporte que tienen pendiente desde hace semanas.

Para todo aquel procrastinador que cree necesitar la presión de la oficina, pero sueña poder trabajar desde casa, estos son algunos tips que pueden ayudarlos:

Marcar Horarios

El horario de oficina que puede llegar a ser opresivo para muchos, es. realmente efectivo. Ocho horas de trabajo con un break de una hora para almorzar es algo que suena fácil. Muchos freelancers se apegan a este horario ya que es un horario universal. La magia de trabajar desde casa es que puedes adaptar tu horario a tu ritmo de vida. Lo importante es comprometerse con un horario y cumplirlo.

Uniforme

trabajar desde casa

Aunque no hay nada más cómodo que un par de pijamas, es necesario diferenciar el tiempo de descanso con el tiempo de trabajo. Olvídate del traje y corbata, pero sí debes tomar un tiempo para establecer un “uniforme” de trabajo. Antes de empezar el horario laboral, cámbiate a lo que designes como ropa de trabajo. Busca ropa que te haga sentir cómodo, pero que se diferencie a las pijamas que tanto quieres.

Espacio asignado

Al igual que con el uniforme, asigna un rincón de tu casa como estación laboral. Debería ser un espacio dedicado sólo para trabajar. Puede ser desde una habitación cerrada tipo oficina hasta una mesa. Cómo sea, asegúrate de mantener esa zona libre de distracciones como ver películas, comer o hasta compartirlo con otros habitantes de la casa.

Conseguir una buena silla

Trabajar desde casa

Puede sonar tonto, pero es importante, tanto en una oficina como para trabajar desde casa, tener una buena silla. Si vas a estar en un sólo lugar durante ocho horas al día, sería bueno que la. silla que uses cuente con un buen respaldo y una superficie acolchada que evite problemas de espalda en un futuro.

Asignar tiempo para diligencias y almuerzo

Aunque la idea de trabajar desde casa es no salir, sí es necesario asignar un día para hacer todas las diligencias que puedan ser necesarias como citas médicas, bancos, etc. También es importante concentrarse en las comidas y breaks que tenemos que hacer durante el día. Si eres de los que se tarda cocinando, puedes cocinar la comida por adelantado para que tu hora de almuerzo consista sólo en calentar la comida.

Tiempos libres y compañeros de oficina

Trabajar desde casa

Aunque no seas de los que disfruta hablar con tus compañeros de oficina acerca del último episodio de la serie del momento, la interacción es algo importante para mantener un buen rendimiento laboral. Busca un día salir de la casa y trabajar a remoto desde un café. Estar rodeado de gente puede ser un buen cambio de rutina y es algo que sólo el que trabaja desde su casa puede darse el lujo de hacer. También puedes tomarte un tiempo al final de la tarde para interactuar con tu pareja, hijos o cualquier otro habitante de la casa. Puntos extra si es una mascota.

Trabajar desde casa tiene sus beneficios y es una tendencia que está siendo aceptada a nivel mundial. No temas romper el esquema y trabaja donde sientas que rindes más. ¿Tienes algún otro tip como freelancer?

Compartir:
Continuar Leyendo

Gastronomía

Cocinar como un chef antes de los treinta es posible

Recetas fáciles y deliciosas

Compartir:

Published

on

Cocinar

Si algo pudimos aprender de Carrie Bradshaw, es que llegar a los treinta sin saber manejarse en la cocina no es una característica muy útil en el día a día. Es importante tener un conocimiento básico de cómo cocinar a cualquier edad, pero estas son preparaciones que puedes aprender de tu familia y amigos antes de cumplir los treinta.

Desayuno estrella

Como aprendimos en “Runaway Bride”, saber qué preparación de huevo es tu favorita puede tener alto impacto en tu forma de ser. Los huevos, al igual que las papas, son uno de los alimentos más básicos en una cocina. Tienen millones de elaboraciones que consumen pocos ingredientes, las preparaciones suelen ser rápidas y son el desayuno perfecto para nutrirnos antes de salir a comernos el día.

Un poco de picar

Ser reconocido por ese plato que siempre pones para “picar” con amigos no es nada difícil. Las brusquetas son las entradas más sencillas y sabrosas que puedes aprendes a hacer. Rebanadas de pan con deliciosos pedacitos de tomates picados por encima y un poquito de aceite de oliva y están listas. Puedes agregarle diferentes quesos, aceitunas, especies, etc.

Si los que se reúnen para picar se ofrecen a traer chips, panes o cualquier comida que sea compatible con un dip, es necesario que aprendas a hacer uno de estas prácticas salsas o cremas que hacen de un simple ingrediente como un pan, o una papita, un bocado delicioso. Desde dips de quesos y tocinetas, hasta los más sanos de yogurt y espinacas, todo depende de lo que se te antoje ese día.

Plato fuerte

Elige entre carnes blancas o carnes rojas y hazte experto en su preparación. Así sea un simple pollo rostizado o el lomito de carne y pimienta negra, platos que se pueden acompañar con vegetales o elementos más sencillos de cocinar son ideales para hacer creer que eres bueno cocinando. Los que te acompañen a la mesa sólo se van a concentrar en el protagonista del plato: la proteína. Valido también para platos veganos.

El orgullo de la Nonna

La mayoría tenemos nuestro primer encuentro en cocinas con la pasta. Así sea la pasta que te enseña a hacer la verdadera nonna italiana, o las pastas para microondas, es uno de los primeros platos que aprendemos a cocinar. Tan sólo con saber hacer la pasta al dente y aprender los pasos para una salsa sencilla como puede ser la de tomate o la pesto, estás listo para sorprender a cualquiera, incluyéndote a ti mismo.

Un toque dulce

En la era de la practicidad hay millones de recetas de brownies en una taza. Juntas harina, aceite, leche y cacaco en una taza y en pocos minutos puedes tener un delicioso manjar. Sin embargo, son muchos los postres que te pueden endulzar una tarde que se hacen rápidamente y de la manera más sencilla.

Café a la vieja escuela

Aunque salir a tomar un café es lo más sabroso que hay, es importante que en casa sepas prepararte tu bebida favorita. Compra una cafetera italiana o cafetera greca y asegúrate de empezar el día, o darte un break en la tarde, con tu café favorito.

Cumplir los treinta es algo que ya no nos estresa tanto como sociedad. Gracias a las millones de historias de personajes empoderados y con canas, cumplir treinta se ha convertido en una meta. ¡Asegúrate de dominar tus recetas favoritas y seguir aprendiendo a cocinar platos para compartir con otros treintañeros!

Compartir:
Continuar Leyendo
A %d blogueros les gusta esto: